QUIENES SOMOS

Un escape room, habitación de escape o juego de escapismo es una innovadora actividad de ocio en el que los jugadores se sumergen dentro de una intrigante historia con una misión a cumplir…

 

Durante el tiempo que dura esta desafiante aventura deberán ir resolviendo enigmas o sorteando pruebas; físicas, de ingenio, de observación o cooperativas, así como rastreando misteriosas pistas a través de la lógica y una pizca de intuición. Todo esto con un objetivo: conseguir escapar antes de que se agote el tiempo (suelen ser unos 60 minutos).

A lo largo de la partida, un Game Master (director del juego) observará la evolución de la historia y guiará a los jugadores en su trepidante aventura, para lograr una correcta dinámica del juego, evitando bloqueos y consiguiendo que la experiencia sea más intensa.

Desde la dirección de Mystery Gate nos gusta definir un escape room como la experiencia única de “vivir una película en primera persona”.

Los escape room son una buena opción de ocio para compartir con tus amigos, familia o compañeros de trabajo, en la que pasaréis, sin duda, un rato ameno y divertido. Es el mejor modo de evadirse de los problemas y del estrés que nos ocasiona la rutina diaria.

Los juegos de escapismo están basados en una teoría filosófica llamada  teoría del flujo de Mihály Csíkszentmihályi. El flujo también conocido como «la zona» es el estado mental operativo en el cual una persona está completamente inmersa en la actividad que ejecuta. Se caracteriza por un sentimiento de enfocar la energía, de total implicación con la tarea, y de éxito en la realización de la actividad. Esta sensación se experimenta mientras la actividad está en curso. El concepto de flujo fue propuesto por el psicólogo Mihály Csíkszentmihályi en 1975 y a partir de entonces se ha difundido extensamente en diferentes campos. Entre ellos los escape room.